DECLARACIÓN DE INTENCIONES

01 Jan DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Iniciar la aventura de escribir un blog resulta tan sencilla como compleja. Motivación, disponibilidad, cosas que contar, son parte imprescindible del camino. Pero también requiere constancia y estar dispuesto a aprender cada día. Por el momento cumplo con los requisitos así que sólo queda empezar.

Si digo que inicio el camino sería poco preciso cuando para llegar hasta al punto de salida ya he pasado unos meses de trabajo. En algunos momento sola, otros en magnífica compañía, cierto es que para poder escribir hoy aquí he tenido que decidir sobre qué temas quería hablar (esto fue lo más sencillo), evaluar con qué medios contaba, buscar a las personas que me acompañaran en las andaduras del camino que me son más desconocidas, demostrar mis habilidades como diseñadora, colaborar con el maravilloso equipo que ha hecho posible esta web (gracias Virginia, Oscar, Jose por vuestra estupenda disposición y trato).

Así pues, la parte más “privada” de llegar hasta aquí es una puesta en escena de lo que es la “creatividad humana”.

Pasar de NADA a ALGO en unos meses.

I sí, claro, el proceso del papel en blanco, la pantalla en blanco, el material en crudo, el teclado o las llaves o las cuerdas de un instrumento sin sonar, el problema o la incógnita sin resolver… es el punto de partida hasta llegar a la nueva solución, nuevo producto, nueva partitura, nuevo libro, nueva puesta escénica, nuevo blog o nueva obra de arte. La cuestión no es sólo la naturaleza del resultado sino de qué partimos, que instrumentos usamos, hasta dónde pretendemos llegar y finalmente dónde llegamos.

¡Ah!, y con la condición de que sea NUEVO, no lo podemos olvidar.

Ese es el inicio conceptual de este blog: reflexionar sobre esta capacidad humana (que no exclusiva en la naturaleza) que nos lleva en unas ocasiones a adaptarnos al entorno, en otras a recrearnos en la belleza, y cuyo resultado es siempre el compendio de “algo” nuevo más el aprendizaje asociado (individual o colectivo). ¿Qué decir de ese “algo nuevo”? Pues que puede ser material, una idea, un sonido, un movimiento corporal, una forma distinta de hacer las cosas, una nueva cura a una enfermedad, una forma diferente de ejercer poder o una manera particular de ejercer resistencia.

Como podéis intuir la complejidad del constructo me llevará por derroteros diversos y precisamente ese es el motor que me motiva: la transversalidad de la creatividad.

Probablemente, y en muchas ocasiones, mis referencias serán a intelectuales y estudiosos que han dedicado su vida a analizar la “creatividad”. En otras ocasiones haré lecturas de la experiencia creativa de aquellos que han aportado novedades a nuestro mundo. Y posiblemente compartiré mi propia experiencia frente al papel en blanco en un ejercicio de profunda introspección.

Soy consciente de lo pretencioso que puede ser mi punto de partida. Humildemente veremos hasta dónde me lleva. De momento estoy en la posición inicial NADA. Bueno, no del todo. Estoy frente a un espacio en el mundo virtual, con mis herramientas, conocimientos y experiencia, preparada para llegar a ALGO. Con la garantía de empaparme de aprendizajes y satisfacer mi ilimitada curiosidad por la naturaleza de la creatividad.

 

No Comments

Post A Comment